sin ciencia no hay futuro

apu shebaco / fotazo: julio mathews 

URGENTE: Los Maijuna evalúan venir a Lima para que el presidente Humala cumpla su palabra

Publicado en La República

Publicado: 2015-02-02

Demanda. Nativos loretanos ya se cansaron de cumplir con la ley y de esperar que el mandatario cumpla con la creación de una área de conservación. Hoy deciden si viajan a la capital, a fin de realizar marchas de sacrificio y otras medidas de fuerza.

Elízabeth Prado 

La ancestral etnia Maijuna, asentada en el extremo norte de Loreto, está en extinción. Solo quedan cuatro comunidades con una población total que no llega a 500 personas. Hoy, ellos se resisten a desaparecer.

Por eso en el 2004 decidieron reconocer su territorio, de casi 400 mil hectáreas, entre los ríos Putumayo y Napo, como Área de Conservación Regional. Estaban seguros de que solo así podrían proteger sus bosques, su biodiversidad y, por cierto, garantizar la prolongación de su cultura.

Los maijunas cumplieron con todo lo que manda la ley.Por años hicieron trámites ante el Gobierno Regional de Loreto y el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernamp), para lograr la ansiada categorización. Sernamp exigió la realización de una consulta previa a pesar de que era una decisión comunal convertirse en Área de Conservación Regional (ACR).

La exigencia se cumplió el 2013 y se convirtió en la primera consulta previa hecha en el país. Ese año, el mismo presidente Ollanta Humala resaltó –en su discurso por Fiestas Patrias– el proceso de creación del ACR. "La economía, el desarrollo y la inclusión van unidas a la sostenibilidad ambiental y el respeto a la diversidad cultural", afirmó aquel día.

Todo estaba en orden, solo faltaba su oficialización. Pero el año pasado empezaron las trabas y observaciones en el gobierno central. Desde entonces, los Maijuna han buscado reunirse con Humala para pedirle que se respeten los acuerdos a que llegaron con el Estado.

Lo deciden hoy lunes

Pero ya se cansaron de cursar documentos al Ejecutivo. 

El pasado miércoles 21 de enero le solicitaron al jefe de Estado acelerar la aprobación del ACR, y también le comunicaron que este mes llegarán a Lima junto con los representantes de la Federación de Comunidades Nativas Medio Napo, Curacay y Arabela; de la Federación de Comunidades Nativas Maijuna; y del Comité de Apoyo a la Gestión de la Propuesta del Área de Conservación Regional Maijuna. Esto, para reunirse y explicarle las graves amenazas que acechan sus territorios.

De no prosperar sus demandas, dicen, no tendrán otra opción que realizar una marcha de sacrificio a Lima que luego podría devenir en medidas de fuerza en el río Napo.

Idéntico tenor tiene otra carta enviada el mismo día a la titular de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Ana Jara. "El lunes (hoy) vamos a decidir cuándo vamos a salir a la capital porque hasta el momento no hay ninguna respuesta positiva a las cartas que le hemos enviado al gobierno para que emita el decreto supremo que crea nuestra área de Conservación Regional", declaró, desde Loreto, Romero Ríos Ushiñahua, presidente de la Federación de Comunidades Nativas Maijuna.

Rechazan carretera

Consideran que la razón para que se postergue la creación oficial del ACR es el proyecto Especial Putumayo impulsado por el gobierno. Se trata de una carretera asfaltada de casi 200 km que atravesaría el territorio de los Maijuna para unir el distrito de Mazan con el poblado de El Estrecho. La inversión supera los mil millones de soles.

Los indígenas se oponen a la división de sus tierras y también temen que la carretera provoque invasiones, extracción ilegal de caoba y tráfico ilícito de drogas entre Perú y Colombia. Temen que se repita la nefasta experiencia de la carretera Interoceánica en Madre de Dios, que solo benefició a los brasileños y que provocó una catástrofe ecológica en la zona.

Igualmente, les resulta sin sentido construir una vía de esta magnitud en una zona donde no existe suficiente cantidad de productos para comercializar. Lo peor es que jamás fueron consultados. "En la PCM, los representantes de Transportes y Comunicaciones nos han dicho que esta carretera tiene cuatro tramos, el cuarto tramo pasa por todo nuestro territorio. Nosotros no lo queremos. El primer, segundo y tercero pueden hacerlo pero el cuarto tramo no. Les hemos dicho que hagan su carretera por otro sitio", aseveró Ríos.

Creen que el impacto socioambiental que ocasionaría la vía Salvador-Estrecho será irreversible. Y han dicho repetidas veces que la carretera no les interesa. "Nos importa nuestra área de conservación, donde tenemos nuestro banco de comida y de vestido. Ahí consumimos todos, pero si viene la carretera lo perdemos todo", anotó el líder de la Federación de Comunidades Nativas Maijuna.

*Publicado en La República, 02 de febrero del 2015

--

(bonus)

Último correo del pueblo Maijuna


Escrito por

Álvaro Durand

Escribe sobre cambio climático en Diario16


Publicado en

Mamut

Extinguiéndonos en el (des)hielo